Comportamientos y hábitos de un líder en la granja

Comportamientos y hábitos de un líder en la granja

Un líder exitoso necesita más que conocimiento técnico y capacidad operativa. Para poder elaborar estrategias y hacer la granja cada vez más rentable, es indispensable la habilidad de influir y estimular personas.

Además de conocer a fondo la realidad de su negocio, el líder necesita conocer los deseos y capacidades de su equipo, ya que él es responsable de conducir personas y procesos hacia los objetivos de la granja.

Grandes líderes adaptan su estilo de trabajo para que desarrollen equipos comprometidos con los resultados de la granja. Siendo un agente de transformación de la porcicultura, que promueve la excelencia en gestión productiva, un buen líder aplica conocimiento, técnicas, herramientas y adopta algunos comportamientos esenciales.

Confianza

Un líder debe generar los resultados esperados actuando de forma transparente con los liderados. Cuando está establecida la confianza en el líder por medio de la admiración y del respeto, el comprometimiento del equipo ocurre de manera natural.

Actitud de hacer

Una acción de éxito está compuesta básicamente de 15% de conocimiento, 25% de habilidad y 60% de actitud. Por lo tanto, el comportamiento – la actitud de hacer – depende de cada uno, y cuando existe alineamiento de propósitos entre el equipo, el líder y la organización, la operación de la granja camina con más eficiencia.

Auto responsabilidad

Un líder debe dejar de buscar culpables y reconocer los problemas como estímulo para respuestas creativas, oportunidades para cuestionar y dejar a un lado padrones improductivos que estén afectando la productividad del equipo y de la granja.

Espíritu de equipo

Es papel del líder utilizar la virtud de cada empleado, estimulando la participación de este en el grupo y en la granja en su conjunto. Resultados sorprendentes aparecen cuando el líder consigue que el equipo se sienta responsable por el producto final, convirtiendo la granja en un proyecto de todos.

Ciclo PDCA

Del inglés Plan (planear), Do (hacer), Check (comprobar, evaluar), Act (actuar, mejorar), la herramienta de gestión de la administración general propone el control de mejoría de procesos de manera continua, sin intervalos, buscando siempre el padrón ideal para obtener la máxima eficiencia de cada proceso.

Creer en las personas

Cualquier persona involucrada en los procesos de la granja es capaz y puede contribuir con la solución de problemas y con la mejoría de procesos. ¡Sepa oírlas y creerlas! Las personas se sienten más capaces cuando perciben que hay alguien que cree en ellas e que desea que crezcan como profesionales y logren buenos resultados.

Saber utilizar la información

Los resultados dependen de la actitud del líder ante el desempeño de la granja y de los desafíos que se presentan. La información correcta, en el momento cierto y para la persona correcta es el factor que promueve el salto para la gestión de excelencia, permitiendo producir más con la misma estructura.

Aprender a aprender

Descubrir nuevas y mejores maneras de hacer la misma cosa es aprender a aprender. Es siempre posible encontrar un camino más corto para lograr sus resultados. ¡Esté abierto al cambio!

Empiece a poner en práctica los comportamientos y hábitos esenciales de un verdadero líder. Estos son algunos de los pasos del Pensamiento+1 – metodología desarrollada por Agriness para que granjas aprovechen su máximo potencial productivo – y que colocan a usted en el camino de la excelencia en gestión productiva en la porcicultura.

Submit a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *