Entrega ideal en la producción de cerdos: cliente satisfecho y finca rentable

Entrega ideal en la producción de cerdos: cliente satisfecho y finca rentable

La satisfacción del cliente es la principal meta de cualquier negocio. Al fin y al cabo, un cliente satisfecho vuelve a comprar. En la crianza de cerdos no es diferente. Tan importante como producir bien es entregar bien, o sea, garantizar que la demanda está siendo atendida de la mejor forma posible. Por consiguiente, el Pensamiento+1 es uno de los conceptos fundamentales de la entrega ideal ya que propone ampliar la visión sobre los resultados de la granja.

El objetivo es visualizar no solamente cómo se está produciendo, pero también cómo se está entregando. Para aproximar esa práctica al día a día de la granja, basta observar cuatro factores esenciales relativos a la entrega ideal:

1) Cantidad: Generalmente el propio comprador indica en el pedido el número de animales que se deberán entregar en determinado periodo de tiempo. Tomando como base esa cifra, la granja puede prever cuál será la producción semanal para asegurar que podrá atender al cliente.

2) Calidad: el cliente también determina criterios de calidad para la entrega: peso, especie, tamaño físico y genética, por ejemplo. Si ya sabemos de antemano cuáles son los requerimientos de comprador, necesitamos organizar cada etapa del proceso productivo para atenderlo satisfactoriamente.

3) Plazo: considerando la cantidad y la calidad solicitadas por el cliente, el gestor de la granja debe calcular el tiempo necesario para entregar los animales. Se trata de una acción fundamental de planificación, ya que el plazo de producción impacta directamente el costo final – cuanto más tiempo lleve un lechón para alcanzar el peso ideal, mayores serán los gastos con ese animal.

4) Costo: el análisis de los gastos generados para atender el pedido del cliente es fundamental para definir si el contrato es rentable. Al comparar los gastos de producción con el precio de venta, usted estará seguro si está ganando o no.

Vale recordar que si bien la cantidad, la calidad y el plazo los determina el comprador, el costo es una variable que está en manos del productor. Cuanto menor sea el costo, siempre y cuando se satisfaga las demandas del cliente, mayor será la rentabilidad del negocio.

Finalmente, es importante destacar que la entrega ideal también debe ser una meta de los procesos internos de la granja y todas las áreas responsables de la producción están implicadas. Por ejemplo, cuando el área de gestación recibe las cerdas que la maternidad solicita, los animales deben poseer las características deseadas, como puntuación corporal adecuada, ser animales saludables y vacunados, entre otros aspectos.

Por lo tanto, es fácil darse cuenta que la entrega ideal está totalmente relacionada con la porcicultura. Lograr el máximo potencial productivo de la granja para cumplir con la cantidad y la calidad requeridas por los clientes, con un costo aceptable y buenos resultados es la clave del éxito. ¡Oriente su producción para lograrlo!

¿Y usted? ¿Ya trabaja con el concepto de entrega ideal?

Submit a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *