Los 4 puntos clave para la homogeneidad en la producción

Monitorear todos los pasos de todos los procesos de producción puede parecer muy complicado, incluso para los gestores con más experiencia. El método Agriness P+1 muestra que, en la cría de cerdos existe un flujo crítico de procesos que determina si el productor podrá entregar el número suficiente de animales al final de cada período. El monitoreo y la homogeneidad de estos procesos o puntos clave de producción, tienen un impacto directo – ¡y positivo! – en la obtención del máximo potencial productivo y en la entrega ideal.


Plantel
Observe el plantel de cerdas activas. Por ejemplo, para que esta semana  se logre entregar 250 animales de 100 quilos, es necesario que aproximadamente 277 días atrás 26 hembras hayan sido servidas. Esto significa que en aquel momento, para mantener la homogeneidad de la producción, debería haber en la granja 26 cerdas listas para la inseminación. Cualquier variación en este número podría causar un impacto en la entrega de los animales.

Cubrición
Uno de los puntos clave más críticos es la cubrición. Está claro en el ejemplo anterior, que necesariamente tendríamos que hacer 26 cubriciones en una semana determinada para alcanzar la meta de 250 animales entregados 277 días después. También es importante observar que cubrir menos de 26 es dejar la granja ociosa en relación a su capacidad máxima. No obstante, al cubrir más de 26 cerdas estaremos generando un volumen de animales superior al previsto, lo que presionará los procesos posteriores, como las salas de maternidad.

Nacidos vivos
También se debe buscar la regularidad en el número de nacidos vivos por parto. Es posible hacer varios manejos para ayudar a las cerdas en este proceso, como las técnicas aplicadas a la nutrición, el ambiente controlado y el cuidado del parto, todos ellos adecuados para mejorar el rendimiento de los animales. El objetivo apunta a conseguir que produzcan el potencial máximo que permite su línea genética y de forma continua, sin variaciones bruscas.

Destetados
El último punto clave de la producción es la regularidad de los destetes y el punto crítico es el control del desperdicio generado por la mortalidad.  Destetes bien organizados generan lotes más uniformes en la transición y, por consiguiente, en la terminación.

No se equivoque: si la granja está diseñada para operar con un cierto plantel reproductivo para así cumplir con un objetivo semanal de cubriciones, con un cierto potencial de destetados por hembra al año, para lograrlo se debe seguir al pie de la letra la “ley de la homogeneidad”. La homogeneidad es la que dicta el equilibrio en términos de  producción.

 


Contenido Relacionado

¿Cuántos lechones puede producir su granja?

Submit a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.